Evaluación de Impacto Ambiental

Proyectos para valorar los impactos ambientales de un proyecto o actividad
Aerial view of highway, expressway and motorway with a toll payment point in rural Italy

En almerichestudio desarrollamos estudios relacionados con el Medioambiente y el Paisaje, normalmente son exigidos por la Administración como complemento para justificar la implantación de Actividades bajo determinadas circunstancias medioambientales. Si tu proyecto requiere de estos estudios, contacta con nosotros y te informaremos gratuitamente. 

¿Qué es la Evaluación de Impacto Ambiental? 

Algunas de las Actividades que se legalizan mediante Autorización Ambiental integrada o Licencia Ambiental, deben ser sometidas a Evaluación de Impacto Ambiental, debiendo obtener Declaración de Impacto Ambiental favorable con carácter previo a la concesión de la preceptiva Licencia. 

El estudio de impacto ambiental es un documento técnico que se realiza para valorar los impactos ambientales de un proyecto o actividad y constituye el documento básico para el proceso de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA). En almerichestudio contamos con personal especializado en medioambiente y te ofrecemos asesoría y asistencia técnica para ayudarte en este procedimiento donde se evalúa los posibles efectos significativos de un proyecto sobre el medio ambiente con el objetivo de adoptar las decisiones más adecuadas para prevenir y minimizar estos efectos. 

Las Actividades sometidas a la Evaluación Ambiental ordinaria o simplificada pueden consultarse en los Anexos I y II de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental. Esta Ley establece las bases que deben regir la Evaluación Ambiental de los planes, programas y proyectos que puedan tener efectos significativos sobre el medio ambiente, garantizando en todo el territorio del Estado un elevado nivel de protección ambiental, con el fin de promover un desarrollo sostenible. 

¿Cuándo se necesita una Evaluación de Impacto Ambiental? 

La Evaluación de Impacto Ambiental se realiza como estudio complementario para la legalización de ciertas actividades con afección al medioambiente. Para conocer qué actividades necesitan este estudio, debemos consultar los anexos de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental.

De manera resumida, serán objeto de una evaluación de impacto ambiental ordinaria proyectos de actividades comprendidos en el anexo I y según los criterios del anexo III, siendo objeto de una evaluación de impacto ambiental simplificada los proyectos comprendidos en el anexo II y los proyectos no incluidos ni en el anexo I ni el anexo II que puedan afectar de forma apreciable, directa o indirectamente, a Espacios Protegidos Red Natura 2000. Por citar algunas actividades que requieren estos estudios tenemos agricultura, silvicultura, acuicultura y ganadería, industrias de productos alimenticios, industria extractiva, industria energética, siderúrgica, química, proyectos de infraestructuras, gestión del agua y de tratamiento residuos… 

También será necesario en cualquier modificación de las características de un proyecto del anexo I o del anexo II ya autorizados, ejecutados o en proceso de ejecución, que pueda tener efectos adversos significativos sobre el medio ambiente, entendiendo que esta modificación puede tener efectos adversos significativos sobre el medio ambiente cuando suponga: 

  • Un incremento significativo de las emisiones a la atmósfera.
  • Un incremento significativo de los vertidos a cauces públicos o al litoral.
  • Incremento significativo de la generación de residuos.
  • Un incremento significativo en la utilización de recursos naturales.
  • Una afección a Espacios Protegidos Red Natura 2000.
  • Una afección significativa al patrimonio cultural. 

¿Cuáles son los contenidos de un proyecto de Evaluación de Impacto Ambiental? 

El promotor elaborará el estudio de impacto ambiental que contendrá, al menos, la siguiente información en los términos desarrollados en el anexo VI: 

  1. Descripción del proyecto 
  • Objeto del proyecto y localización.
  • Relación de todas las acciones inherentes a la actuación de que se trate, mediante un examen detallado tanto de la fase de su realización como de su funcionamiento.
  • Descripción de los materiales a utilizar, suelo a ocupar, y otros recursos naturales cuya eliminación o afectación se considere necesaria para la ejecución del proyecto.
  • Descripción de los tipos, cantidades y composición de los residuos, vertidos, emisiones o cualquier otro elemento derivado de la actuación, tanto sean de tipo temporal durante la realización de la obra, o permanentes cuando ya esté realizada y en operación, en especial, ruidos, vibraciones, olores, emisiones luminosas, emisiones de partículas, etc. 
  1. Exposición de alternativas 
  • Examen de las distintas alternativas que resulten ambientalmente más adecuadas que sean técnicamente viables, y una justificación de la solución propuesta que tendrá en cuenta diversos criterios, económico, funcional, social y ambiental.
  • Descripción de las exigencias previsibles en el tiempo, en orden a la utilización del suelo y otros recursos naturales, para cada alternativa examinada. 
  1. Inventario ambiental, que comprenderá al menos: 
  • Estudio del estado del lugar y de sus condiciones ambientales, así como de los tipos existentes de ocupación del suelo y aprovechamientos de otros recursos naturales.
  • Identificación, censo, inventario, cuantificación de todos los aspectos ambientales mencionados que puedan ser afectados por la actuación proyectada, incluido el paisaje en los términos del Convenio Europeo del Paisaje.
  • Descripción de las interacciones ecológicas claves y su justificación.
  • Delimitación y descripción del territorio afectado por el proyecto para aspecto ambiental definido.
  • Estudio comparativo de la situación ambiental actual, con la actuación derivada del proyecto objeto de la evaluación, para cada alternativa examinada. 
  1. Identificación, cuantificación y valoración de impactos. 
  • Identificación, cuantificación y valoración de los efectos significativos previsibles de las actividades proyectadas sobre los aspectos ambientales indicados en el inventario ambiental.
  • Se distinguirán los efectos positivos de los negativos; los temporales de los permanentes; los simples de los acumulativos y sinérgicos; los directos de los indirectos; los reversibles de los irreversibles; los recuperables de los irrecuperables; los periódicos de los de aparición irregular; los continuos de los discontinuos.
  • Se indicarán los impactos ambientales compatibles, moderados, severos y críticos que se prevean como consecuencia de la ejecución del proyecto. 
  1. Cuantificación y evaluación de las repercusiones del proyecto en la Red Natura 2000. 

En el caso de que el proyecto afecte a los espacios Red Natura 2000 se debe desarrollar un apartado evaluando la estructura y función de los componentes del sistema, identificando los procesos ecológicos esenciales del lugar, representatividad y estado de conservación de los hábitats y especies presentes 

  1. Propuesta de medidas preventivas, correctoras y compensatorias. 

Se indicarán las medidas previstas para prevenir, reducir, eliminar o compensar los efectos ambientales negativos significativos, de las distintas alternativas del proyecto, tanto en lo referente a su diseño y ubicación, como en cuanto a los procedimientos de anticontaminación, depuración, y dispositivos genéricos de protección del medio ambiente. 

El presupuesto del proyecto incluirá estas medidas con el mismo nivel de detalle que el resto del proyecto, en un apartado específico, que se incorporará al estudio de impacto ambiental. 

  1. Programa de vigilancia y seguimiento ambiental. 

El programa de vigilancia ambiental establecerá un sistema que garantice el cumplimiento de las indicaciones y medidas preventivas, correctoras y compensatorias contenidas en el estudio de impacto ambiental tanto en la fase de ejecución como en la de explotación. 

Los objetivos perseguidos son los siguientes: 

  1. Vigilancia ambiental durante la fase de obras: 
  • Detectar y corregir desviaciones con relevancia ambiental respecto a lo proyectado en el proyecto de construcción.
  • Supervisar la correcta ejecución de las medidas ambientales.
  • Determinar la necesidad de suprimir, modificar o introducir nuevas medidas.
  • Seguimiento de la evolución de los elementos ambientales relevantes.
  • Alimentar futuros estudios de impacto ambiental. 
  1. Seguimiento ambiental durante la fase de explotación. 
  • Verificar la correcta evolución de las medidas aplicadas en la fase de obras.
  • Seguimiento de la respuesta y evolución ambiental del entorno a la implantación de la actividad.
  • Alimentar futuros estudios de impacto ambiental.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

ESCRÍBENOS Y TE LLAMAMOS

Scroll to Top

Hola!

¿En qué podemos ayudarte?

Escríbenos y te llamamos